lunes, 5 de diciembre de 2016

Felipe Gonzalez, el Señor X


En mi guia de La Agencia, al borde de la carcajada no buscada, planteo que Felipe Gonzalez, además del GAL, también promovió que La Agencia contase con España como uno de sus miembros fundadores.

Cuando la iniciativa Morrington acabó por formar en 1988 La Agencia con 4 férreos aliados como USA, España, Francia e Inglaterra, solo se tardó un año en que USA arrastrase a sus aliados de la comunidad UKUSA (los aliados en Echelon) a la organización.
Así, Australia y Nueva Zelanda fueron los primeros en unirse en el 89, y en el 90, Canadá (menos propenso a inmiscuirse en algo así) entraba a ser parte de la naciente agencia. Y con Canadá llegaba ya Luxemburgo, con paso mas firme que el propio Canadá y convirtiéndose en el séptimo socio de la organización (antes por ejemplo de que La Agencia tuviese presencia en Suramérica).
Juan de Luxemburgo (padre del actual Gran Duque) y el Primer Ministro Jacques Santer habían estado en contacto con Morrington y las demás cabezas de La Agencia (Reagan, Bush, Thatcher, Isabel II, Mitterrand, González) llevando la organización al Gran Ducado de forma secreta.

Que España está entre los paises fundadores, lo dice el manual, yo solo he puesto el nombre que corresponde a la época, y la carcajada está servida :-)

Intentando dar a esto un barniz de seriedad, podemos leer que Gonzalez fue un siervo de los poderes de La Agencia, y que las famosas puertas giratorias obedecen no solo a los servicios prestados económicamente, si no también por servir a La Agencia.
Si hacemos como en Vampiro "los poderes están aquí fuera gobernando el mundo, pero no los vemos", podemos suspender la incredulidad y no descojonarnos vivos al imaginar a Gonzalez como un actor de primer orden internacional, al servicio de los poderes (USA, La Agencia, etc).

De hecho, esta forma de verle puede beneficiarse de la vida real de Gonzalez, de izquierdista, a servidor de la CIA con órdenes de no levantar mucho el puño, a persona de interés acostumbrado a trabajar con servicios de inteligencia, a ser su apuesta cuando la CIA quiso refundar el PSOE para que fuese la izquierda domesticada española tras Suresnes, a delator de otros políticos como Carrillo, a Presidente, a servidor del capital sin disimulo.


Entrevistado por una radio de Uruguay, el analista norteamericano James Petras respondió así a una pregunta sobre la asesoría de Felipe González a Capriles:

"Felipe González trabajaba con Álvaro Uribe, el asesino, narco-presidente de Colombia. Felipe González apoyaba los grupos pro escuadrones de muerte de Centroamérica, cuando estuve en España y Grecia, pude ver como los partidos derechistas de El Salvador y Guatemala recibían el apoyo de Felipe González. Entonces, el hecho de que esté con Capriles no me sorprende porque Felipe González no está vendido, es alquilado. Cualquier gobernante o dirigente de la derecha puede contratarlo por una cuota. Se necesitan por lo menos 300.000 dólares para recibir los 'consejos' de Felipe González. No es simplemente un reaccionario, sino que además es uno de los más corruptos e inmorales, en toda la historia de la política socialdemócrata europea".